a

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa cum sociis Theme natoque.

Latest Posts

1-677-124-44227
184 Main Collins Street West Victoria 807
info@yoursite.com
  • es
  • en
  • pt-br
  • es
  • en
  • pt-br

Iguazú

(en portugués: cataratas do Iguaçu), llamado popularmente en Argentina como «Cataratas»; son un conjunto de cataratas que se localizan sobre el río Iguazú, en el límite entre la provincia de Misiones y el estado brasileño de Paraná. Están totalmente insertadas en áreas protegidas; el sector de la Argentina se encuentra dentro del parque nacional Iguazú, mientras que el de Brasil se encuentra en el parque nacional do Iguaçu. Fueron elegidas como una de las «Siete maravillas naturales del mundo».

Están formadas por 275 saltos, el 80 % de ellos se ubican del lado argentino. Un espectáculo aparte es su salto de mayor caudal y, con 80 m, también el más alto: la Garganta del Diablo, el cual se puede disfrutar en toda su majestuosidad desde solo 50 m, recorriendo las pasarelas que parten desde Puerto Canoas, al que se llega utilizando el servicio de trenes ecológicos. Por este salto pasa la frontera entre ambos países. Se pueden realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por senderos apreciando algunos animales de la selva semitropical perteneciente al distrito fitogeográfico de las selvas mixtas de la provincia fitogeográfica paranaense.

Las cataratas del Iguazú son reconocidas de forma unánime como las más espectaculares. El botánico suizo Robert Chodat (1865-1934) describió elocuentemente su imponente grandeza: “Cuando nos encontramos al pie de este mundo de cascadas, y alzando los ojos vemos, a 82 metros por encima de nosotros, el horizonte ocupado por una línea de aguas, el asombroso espectáculo de un océano cayendo a raudales en un abismo es casi escalofriante.” Maravillado ante la belleza de tal espectáculo el botánico suizo describió la flora y fauna característicos de la zona: “Una exuberante y casi tropical vegetación, la frondosidad de los grandes helechos, las cañas de los bambúes, los graciosos troncos de las palmeras y miles de especies de árboles, con sus copas inclinándose sobre el abismo adornado con musgos, begonias rojas, orquídeas de oro, bromelias brillantes y bejucos con flores trompetas…”3​

Fauna

La fauna que existe en las cataratas de Iguazú está compuesta por 450 especies de aves, 80 especies de mamíferos, gran variedad de insectos y dentro de la fauna fluvial podemos encontrar yacarés, tortugas, garzas y peces.

Dentro de las especies de aves que existen destacan los vencejos de cascada que son la especie representativa de las Cascadas de Iguazú; también se encuentra el tucán grande, que es uno de los 5 tipos de tucanes que existen en la zona.

Las cascadas representan un refugio para algunos animales que se encuentran en peligro de extinción como: el yaguar, tapir, ocelote, tiricas, oso hormiguero, la yacutinga, águilas selváticas y el yacaré overo etc.

Toponimia

El nombre de las cataratas en español Iguazú y arcaicamente Yguazú, proviene de dos palabras de origen guaraní: la palabra «y» (que se lee [ɨ]) como vocal cerrada central no redondeada y la palabra «guazú», que en esa lengua quieren decir y= ‘agua’, guazú= ‘grande’, respectivamente es decir Iguazú significa “Agua Grande”. En portugués el nombre ha sido escrito como cataratas do Iguaçu.

Valores climáticos

Las cataratas del Iguazú son el principal centro turístico del noreste de Argentina, y uno de los principales de todo el país.

En ellas, los paseos se encuentran mayormente en el lado argentino, aunque desde el lado brasileño se tiene una vista panorámica.

En 1984 el sector argentino de las cataratas, el parque nacional Iguazú, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Posteriormente, en 1986, el sector de Brasil, que se encuentra en el parque nacional do Iguaçu, también fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Dentro del parque argentino se encuentra el Hotel Sheraton Iguazú (antes: hotel Internacional Iguazú), que cuenta con una vista panorámica de la Garganta del Diablo y de los saltos brasileños.

Cerca de las cataratas, se encuentra la ciudad argentina de Puerto Iguazú, en la confluencia de los ríos Iguazú y Paraná. Allí se ubica la triple frontera con Paraguay.

  • Paseo Inferior:
    • Partiendo desde el mirador, que recuerda por su figura a un faro y se destaca del entorno por su color blanco, se desciende por numerosas escalinatas (algunas fueron talladas en la misma roca) hacia el río Iguazú y se transita por un bello sendero pedestre. Rodeado por la exuberante selva podrá disfrutar de una hermosa visión de la parte inferior de los saltos.Comenzando la visita en el salto Lanusse y pasando por el salto Álvar Núñez Cabeza de Vaca, se llega a un espléndido punto panorámico desde donde tendrá una primera vista de la Garganta del Diablo. Avanzando un poco más se observa la isla San Martín y a su derecha el salto homónimo. Al final del sendero se encuentra el salto Bossetti.Allí el vapor de agua producido por el choque del agua contra las rocas forma una tenue pero incesante lluvia. Descendiendo por el sendero hacia Punta Peligro podrá, si en ese momento se encuentra habilitado, navegar por el río Iguazú y cruzar a la isla San Martín. Ya de regreso se pasa por el salto Dos Hermanas, donde antes se podía gozar de un refrescante baño en la enorme pileta natural que se forma en su base, ya que ahora dicha actividad se encuentra prohibida.
  • Paseo Superior:
    • Partiendo desde el mismo sitio antes mencionado, se recorre, como el nombre del paseo indica, la parte superior de las caídas de agua. El punto de observación desde un nivel más alto cambia por completo la visión del paisaje. se ve prácticamente a sus pies despeñarse las turbulentas aguas.De esta manera se visita nuevamente el Salto Dos Hermanas, el Bossetti, el Chico, que son un pequeño adelanto de la imponente Garganta del Diablo. En este sitio, donde el agua cae desde aproximadamente 70 metros de altura, sorprende el ensordecedor bramar del agua, permanentemente cubiertas por densas columnas de vapor, que despide el choque del agua con las rocas.
  • Garganta del Diablo:
    • A la Garganta del Diablo se accede a través del Tren de las Cataratas, descendiendo en la Estación Garganta del Diablo. A partir de allí se realiza una caminata por la nueva pasarela, que serpenteando entre las islas, recorre 1100 metros hasta los amplios balcones ubicados junto al borde y frente de la Garganta del Diablo. La duración de este paseo es de 2 horas y el último tren parte a las 16:30 h.
  • Isla San Martín:
    • Es posible llegar a la Isla de San Martín a través del servicio de botes que salen desde el circuito inferior. Desde aquí podrán observar una vista panorámica de la Garganta del Diablo, de la Ventana (con su dormidero de jotes), y del salto San Martín.
  • Sendero Macuco:
    • Este sendero de treking es una de las salidas tradicionales para los amantes de la observación de la naturaleza. Una antigua picada de extracción forestal de 3600 m de longitud por ambiente selvático. Este sendero permite acceder a una cascada de 20 m en plena selva. Es una oportunidad para conocer selva, y avistar macucos, monos platirrinos como el cai o el mono carayá, coatíes, pavas de monte, un sinfín de insectos y ocasionalmente víboras de coral. Aquí se encuentra el Salto Arrechea.